jueves, 11 de diciembre de 2008

Lo más importante de mi vida 3ª parte


Todo iba redondo: estaba con la chica que siempre me gustó y, encima, me pagaban por jugar al fútbol más que muchos hombres ganaban en un mes trabajando, y como ya no dependía económicamente de mis padres pues podía algún que otro día invitar a mi novia a cenar o comer y también le podía regalar cosas. Cada día estábamos más enamorados y nos queríamos más.
Estaba llegando ya el final de temporada y un día, al llegar a casa, vi que mi padre tenía una sonrisa en la cara que no era normal y, al llegar, se vino para mí y me dio un abrazo.- Jesús han llamado a casa, ¿SABES QUIÉN? ¿No?- Dime.- Ha llamado el ojeador del Real Madrid y quiere que te vayas la temporada que viene al Madrid, vamos, al segundo equipo, al Castilla.- Le dije seguro: ¿no será una broma de alguien?- No, no, mañana tarde vienen a hablar contigo.Inmediatamente llamé a Belén y le dije que quería verla, que le tenía que decir algo muy importante. Quedamos en una plaza de Sabinillas y se lo dije. Me abrazó y empezó a llorar.Le dije: - ¿Qué te pasa? ¿No te alegras por mí?Ella me dijo: - Por ti me alegro y la noticia es genial, pero seguro que dejas de quererme y que te olvidas de mí.Yo le dije: - No digas eso, siempre te voy a querer y nunca me olvidare de ti.
Llegó finales de junio y me tuve que ir para Madrid, para empezar la pretemporada con el Castilla. Mi sorpresa fue que el entrenador del Real Madrid pidió que hiciera la pretemporada con el primer equipo.
Todo iba mejor de lo esperado, lo único malo, que cuando terminaba de entrenar y mis compañeros se iban para sus casas, yo me iba solo para un piso en Madrid y ahí me acordaba mucho de mis amigos y mi familia pero, sobretodo, a quien más añoraba era a Belén. La echaba mucho de menos, y las horas al teléfono eran interminables.
Por una parte era feliz por todo lo que me estaba pasando, pero también estaba triste porque no estaba con mi gente. Así pasaban los días, uno tras otro. Ella me llamaba y me decía que me echaba de menos y que no quería salir con nuestros amigos y nuestras amigas. Yo la animaba para que saliera y no se quedara en casa.
Llegó el que, hasta entonces, siempre había sido un día muy feliz para mí, el día de mi cumpleaños. Pero este era distinto; aparte de ser mi cumpleaños, era el día en que hacía un año que estaba con Belén. Yo estaba solo en Madrid y recordando a mis amigos. Casi todos me llamaron para felicitarme, pero, para mí, fue un día muy triste.
Empezó la temporada y ya, entre los entrenamientos y los partidos, empezaron a hacérseme los días menos largos. Todo iba bien, así pasaron dos años y, cada vez, podía ir menos a casa y veía menos a Belén. Tanto ella como mis padres venían de vez en cuando a verme.
Este año, ya con 19 años, y después de haber jugado varios partidos ya con el Real Madrid, me hicieron ficha con el Real Madrid y ya era para todos jugador del Real Madrid y una de las mejores promesas del fútbol español. Ese año ya empecé a viajar más con el equipo y a ver menos aún a mi gente y a Belén.
Futbolísticamente hablando, todo me iba muy bien: era fijo tanto en el Madrid como en la selección.

Yo cada vez bajaba menos a Sabinillas así que Belén se vino a vivir a Madrid conmigo, fue uno de los día más felices para mi en Madrid, como yo estaba poco por casa de vez encunado o bien sus padres o los míos se venían para Madrid para que no estuviera sola, poco a poco fueron viniendo menos a vernos, y ella se sentía muy sola ya que no conocía a casi nadie en Madrid y se aburría mucho en casa. Empezó a pasar algo que nunca nos había sucedido y era que discutíamos mucho, nos veíamos poco y lo poco que nos veíamos era para discutir

Un día después de discutir y de una forma mucho más fuerte que otras veces me fui a entrenar como siempre. Después del entrenamiento llegue a casa y solo encontré una nota de papel que decía que ella no aguantaba más en Madrid y que se había ido para sabinillas que si quería verla que estaba en sabinillas. Yo me enfadé bastante pero como la quería con locura seguía bajando cada vez que podía para sabinillas, al principio bien pero al tiempo ya estábamos igual, seguíamos discutiendo mucho tanto cuando yo bajaba como por teléfono.
Un día en sabinillas y después de discutir ella me dijo; Jesús no podemos seguir así, nos estamos haciendo mucho daño los dos así que es mejor que lo dejemos porque vamos a terminar muy mal, a pesar que yo la quería mucho sabía que era lo mejor para los dos, también ella me dijo que podía seguir viniendo a verla pero que solo como amigos, así que pusimos fin a nuestro amor, sabia que había perdido una novia pero había ganado una muy buena amiga

15 comentarios:

Esteban dijo...

Bueno, a partí de ahora creo que es cuando la historia se pone más interesante, ya se deja de hablar de futbol y se centra en otro tema mucho más interesante y tierno. También ya cambia de como esta escrito en otro blog, pero el final es el mismo. Lo que pasa que explico un poco mas las cosas. Espero que os guste.

M. Jose dijo...

Pues sí, me ha gustado...
siento que ese amor acabara, pero si ha terminado en amistad lo celebro por los dos...eso jamás se termina.
Un abrazo
mj

Esteban dijo...

M. Jose, son 6 capítulos este es el tercero, creo que de aquí en adelante esta mejor la historia, y ¿habra terminado de verdad el amor? o de verdad ¿podran ser buenos amios? Todo se sabra en los proximos capítulos. Un beso

Teletusa dijo...

Me gusta más esta versión...

Esteban dijo...

Teletusa de eso se trataba de mejorarla, jijiji. Gracias por seguir la historia a pesar de que en tu blog ya va por el 5 capítulo. Un beso fea, porque si te digo guapa te pones muy creida, jiji

Adrisol dijo...

me encantó este relato, aunque parece con un final no muy feliz, pero tal vez continúe.......no???
un abrazo argentino

Esteban dijo...

Adrisol, son 6 capitulos y este es el 3. Los iré poniendo poco a poco. Un abrazo Español, que supongo que sera igual que el argentino.

petrovic dijo...

Muy buenas,llevo toda la tarde leyendo tus textos ya que AZ me lo habia comentado y no me lo podía creer.Estoy alucinando con tu nueva afición.Te doy ánimos para que sigas escribiendo y enhorabuena por tu blogs

Esteban dijo...

Esto si que es una sorpresa, que Petrovic me comente. Me alegra mucho verte por aquí. AZ es una buena seguidora, algun día contaré la historia de la boda de tu hermana cuando fuimos a manilva por las llaves del celeste y nos confundimos juan, agustín y yo de coche, la tengo ya casi lista cuando la termine se la mandare a az para que la lea y me de su opinión. Y del madrid mejor no hablar.
Anoche me llamo Mandolín para quedar una tarde para tomar algo, cuando quedemos te doy el toque.

Un abrazo.

Ilovetripod dijo...

¡Qué mal eso de "nos estamos haciendo daño los dos, mejor que lo dejemos"! No he leído la otra versión, pero eso suena a que no hay vuelta atrás. Leeré la cuarta parte a ver qué pasa

Esteban dijo...

Sandra la otra verción es igual, esta lo único es que es algo más larga.

Paco Guerrero dijo...

siempre en todo camino nos encontramos cun un cartel de dos direcciones distintas.
y si nos equivocamos,cojiendo la incorrecta,pues nada a seguir haciendo camino,que de eso se trata.
un abrazo,buen relato.
y como dijo Camaron:
Con la luz del cigarro yo vi el camino.

Esteban dijo...

Paco o ;volando voy, volando vengo y por el camino yo me entretengo.Que lástima que perdimos una voz como la de Jose monge. Algún día contaré algo sobre el le vi dos veces en persona, también fuí dos veces a verlo de cantar y ninguna de las dos veces lo vi, las dos veces suspendieron el concierto

Ana Belio dijo...

Un placer, y gracias por tu seguimiento, cuenta con el mío.

Te enlazo para estar al tanto de tus actualizaciones.

Un fuerte abrazo.

Esteban dijo...

Ana Belio gracias por tu visita.